miércoles, 23 de mayo de 2018

YACIMIENTO IBÉRICO DE EL TORREJÓN

En el término de Gátova y sobre una pequeña colina se alza el Yacimiento Ibérico de El Torrejón. Los restos son de un poblado que según se estima fue habitado desde el siglo IV al II a.C. 


Destaca parte de su torre, también llamado Castillo de Torrejón. Fue declarado como Bién de Interés Cultural a principios del 2017.


Con una extensión de unos 3000 metros cuadrados, el yacimiento ha estado sometido a diversas excavaciones con fines arqueológicos y a la consolidación arquitectónica. Se han encontrado restos de ánforas y tinajas, entre otros utensilios.



Saliendo de Gátova y pasando de largo la piscina, se coge un desvío a la izquierda que lleva a la Fuente de la Alameda. Un poco más adelante de la fuente se coge un desvío pavimentado a mano derecha que continúa por camino de tierra hasta llegar a un aljibe. Justo arriba se encuentra el poblado. . .


domingo, 20 de mayo de 2018

TORRE DE LA ERMITA

Catalogada como bien de interés cultural, la Torre de la Ermita o Torreta del Calvari, del siglo VIII y de orígen islámico, perteneció al sistema defensivo del Castillo de Serra. Su función era,  junto a las torres de Satarenya y de Ría, la de vigilar y alertar al castillo de posibles amenazas. La Torre de la Ermita dirigía sus miras principalmente hacia la zona de Olocau y Gátova. . .


Actualmente se encuentra en estado semiruinoso, conservando la mayor parte de su cuerpo principal con una única abertura.


Está situada en la parte alta de la población. Vistas al pueblo de Serra desde la torre:


viernes, 6 de abril de 2018

PEÑAS BLANCAS

Partimos de la Fuente del LLentiscle en el término de Serra, pasando por la Fuente del Poll, y una vez llegamos al collado del Alto del Sapo (Peña Roja) nos desviamos a la derecha, después descendemos pasando de largo el Monte Mayor para por último ir ascendiendo hacia Peñas Blancas. . .


Peñas Blancas se sitúa aproximadamente en el sector norcentral de la Sierra Calderona, a unos 843 metros sobre el nivel del mar en su parte más elevada. Se trata de un monte compuesto por rocas calcáreas que le dan ese color blanco característico el cual se acentúa al incidir la luz solar, destacando desde distintos puntos de la sierra.


Excelente mirador natural con salientes y cortados en una alargada hilera de pared rocosa.


Vistas en 360º hacia el mar y a otros montes de la Calderona. 


Y al fondo, la Sierra de Espadán: