domingo, 17 de abril de 2016

COVETA INÉS

Según la leyenda, allá por el siglo XIV habitó en una cavidad durante años Inés de Moncada. Descendiente de familia adinerada y única heredera, debido a que querían casarla contra su propia voluntad, un día huyó hacia la cartuja de Porta Coeli disfrazada de hombre para que fuera admitida en el templo. Al poco de llegar y ser acogida confesó su condición a uno de los monjes que le ofreció habitar en una cueva cercana haciéndose cargo del pastoreo.


Unos cuatro años después optó por retirarse a otra pequeña cueva escondida y de difícil acceso en lo alto del monte, hasta que según cuenta la leyenda, una noche un fuerte resplandor iluminó la montaña. 


Poco después encontraron su cuerpo sin vida desprendiendo una fuerte luz. Su confesor contó la historia que precedía a este suceso, y entonces la campana del monasterio empezó a sonar muy fuerte por sí sola,  hasta que al día siguiente se rompió en pedazos. . .


Esta pequeña cavidad fue convertida en santuario con el tiempo, y en su interior se pueden contemplar inscripciones junto a placas y algunos objetos de culto. 


Un lugar carismático con buenos parajes y vistas. La ruta no es muy larga partiendo desde la Cartuja, aunque puede resultar algo confusa, con sendero algo empinado y un poco abrupto en el tramo final.


Para saber como llegar dejar un comentario. . .